Reglas de juego

No importa si te aburre. LÉETELO TODITO:

  • Pizarra Blanca es un espacio abierto a todo aquel que desee conocer distintos matices del acontecer diario. Por ello no existe discriminación o censura por condición socioeconómica (A, B, C, D, E, F,…Z), sexo, profesión, edad, religión y mucho menos por tendencia política (derecha, izquierda, centro, centro-derecha, centro-izquierda, centro-centro, aprista, fujimorista, humalista, etc., etc., etc.)
  • Todo contenido aquí presentado posee una licencia Creative Commons (mírala aquí). Comparte, danos el crédito respectivo y no lucres con lo que acá se comparte, sino Chuck Norris te pateará.
  • Aceptamos toda clase de comentarios siempre y cuando éstos no agredan la intimidad de otras personas, tengan un lenguaje obsceno (llámese “de alcantarilla” o de “barra brava”) o traten temas que no se relacionan, ni tangencialmente, con lo abordado en la publicación.
  • Comentas con tu Bloq Mayús activado y te borramos la participación. El uso de mayúsculas indiscriminado equivale a gritar escandalosamente y esto no es ningún mercado.
  • No se aceptarán comentarios que involucren la vida privada de terceros, ni difamaciones de cualquier tipo. Si deseas hacerlo puedes marcar la línea de urracos.
  • Comenta corto y conciso. Si quieres mandarte con un ensayo, presume del mismo en tu propio blog y nos mandas tu URL, ¿ya?
  • Cada entrada es responsabilidad de cada autor individual. Siempre existirá un respeto por lo expresado por cada uno y los distintos puntos de vista podrán ser ampliados por los comentarios.
  • Cuando, como grupo blogero, nos pronunciemos sobre algo, la publicación estará a nombre de Pizarra Blanca. Entiéndase como una suerte de editorial del blog.
    Comments
    One Response to “Reglas de juego”
    1. Maria Teresa dice:

      He visto con mucha pena como los periodistas hacen escarnio de Lorie Berenson, completa o no su castigo carcelario, creo que ha pagado su delito. El acoso de la prensa a esta mujer que tenia en brazos a su hijo pequeño, es indignante. Se atreven a decir que utilizó a su hijo, y lo que yo veía, como madre que soy, era una mujer que se aferraba desesperada a su criatura, como no queriendo alejar ni un milimetro de ella.
      Y en medio de todo este escandalo mediático… me pregunto: ¿Dónde está Cruisillat? Seguro bien contento gozando de la vida en algun lugar que muchos conocen y nadie denuncia.

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: