Doe Run: El Perro del Hortelano

Alan García tendrá que replantear su tesis del “perro del hortelano”, en este caso Ira Rennert no come ni deja comer, a menos que le permitan abusando de nuestros recursos y población. La culpa no es la inversión privada, necesaria en nuetsra economía, sino un presidente que la pone en un altar. No lo lean!