El 2011 nos traerá 130 congresistas. ¡Sálvese quien pueda!

Estimado lector, si las elecciones municipales lo dejaron exhausto, prepárese porque en las presidenciales además de escoger el “mal menor”, sacarse el barro de la “guerra sucia” o analizar el futuro del país, tendrá que elegir a 130 congresistas. El congreso contará a partir del 2011 con 10 otorongos más.

Hoy el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) oficializó el incremento a 130 del número de legisladores que formarán parte del próximo Parlamento, luego de que el 8 de setiembre del 2009  de se modificara el artículo 90 de la Constitución con la ley 29402.

El aumento de curules corresponde a la nueva distribución de los distritos electorales: los 24 departamentos del Perú, la Provincia Constitucional del Callao y el recientemente creado: Lima Provincias.

Lo que busca esta reforma es la mayor representatividad en el Congreso. Prueba de ello es la creación del nuevo distrito electoral Lima Provincias, ya que la población se quejaba de que los parlamentarios de Lima pertenecían en su mayoría a la ciudad capital.  Sin embargo, la pregunta es si el aumento de congresistas elevará la devaluada imagen del Parlamento. Consideremos que en julio de este año, el Congreso era desaprobado en un 76% de la población.


Y no es de extrañar estas cifras, solo basta con fijarse en las graves denuncias­ recaídas sobre los representantes del poder legislativo (contratar empleados fantasma, hacer lobby, robar luz eléctrica al vecino y aventurarse en sospechosos viajes al Viejo Continente, cobrar excesivos bonos, comer mucho pollo y un largo etc.). El diario  BBC Mundo resume nuestra triste realidad así:

De un total de 120 congresistas, y desde el inicio de la presente legislatura en 2006, se calcula que 82 han recibido denuncias por delitos y faltas graves; 27 han estado envueltos en escándalos de corrupción o por sus vidas personales, y cinco han sido desaforados…  No es de extrañar entonces que el país andino figure en los últimos lugares en la encuesta internacional de Latinobarómetro en América Latina, en cuestiones de confianza y de institucionalidad.

Escándalos que tiñeron al Poder Legislativo.

Las reacciones inmediatas a la promulgación de la Ley 29402 eran básicamente desalentadoras. En La República, Cecilia Blondet, directora ejecutiva de Proética, señaló que El tema de fondo es mejorar el funcionamiento del Congreso” y que la calidad de los congresistas es un problema no está relacionado con el número sino con el comportamiento de los partidos políticos. Del mismo modo, Fernando Tuesta Soldevilla agregó que elegir que sean ahora 130 congresistas fue un acto de demagogia o desconocimiento, ya que el problema de representatividad  no solo es de Lima Provincias, es algo mayor.

Los resultados (buenos o desastrosos) se verán a partir del próximo año. Solo nos queda reflexionar sobre qué es en realidad el Congreso y para qué sirve. Dónde quedan sus funciones de legislar y fiscalizar adecuadamente y a quiénes queremos representándonos por 5 años. La formación de partidos políticos sólidos es parte de este proceso, claro está pero sobre todo el voto consciente de los todos los peruanos.

Pie de página:

Balance de cuatro años del Congreso

Perú: ¿el peor Congreso?

Congreso: Entre el escándalo y las reformas pendientes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: