La prensa con huevos de esturión

No hay nada nuevo que decir sobre el término “izquierda caviar“. Uno se puede dar cuenta cuando wikipedia la puede definir con citas a pie de página.

Sin embargo, jamás he adjetivado de “caviar” ni he usado el término en ningún escrito propio. No puedo procesar el emplear una palabra que funciona principalmente como arma por sectores políticos que no me agradan, como la derecha conservadora o la ultraizquierda anquilosada en el marxismo.

En este pequeño espacio, en lugar de evaluar el uso de la palabra entre grupos políticos, me parece más productivo poner en discusión un poco la presencia de esta “caviarada” (perdonen si no utilizo la palabra bien por falta de práctica) en la prensa masiva nacional.

Caviar, caviar, caviar, caviar...

Qué feo escribes

Desde el 2006 no ha cambiado la idea de la izquierda de los huevos de esturión y el concepto lo han heredado y perpetuado periódicos como La Razón, Correo y Expreso desde hace años. Rafael Rey y Schumel tienen una fijación envidiable hacia esta sociedad a la que Aldo Mariátegui menciona repetidamente en sus columnas (hasta cuarenta veces por párrafo)

Por otro lado, me han llamado caviar más de una vez por los periódicos que consumo. Tener siempre un Perú21 en la época de Rodrich bajo el brazo, reemplazando el tabloide con ejemplares de La República luego de que Du Bois entrara a la dirección del primero, ha hecho que me califiquen así tanto los lectores de Correo como de La Primera.

Por cierto, en televisión, ¿hay espacios que representen o critiquen a esta esfera de “chicos bien que actúan mal”? Yo no he visto ninguna. La trasmisión de la idea de los izquierdozos acomodados en el sistema se ha reservado para las agrupaciones políticas (que pueden aprovechar la tele y la radio) y la prensa escrita.

¿Es la prensa que consumo la que me vuelve rojo caviarón? ¿Los periodistas económicamente felices que buscan ser críticos y se pelean con el gobierno se convierten automáticamente en bastiones de la izquierda “pituca”? Estudiantes de la Católica, oenegeros pro derechos humanos, lectores de La República… Todos somos parte de la “gauche caviar”.

Y es que para algunos el deber moral de no casarse con los poderes y de joder a los políticos de turno no lo pueden poner en práctica más que los antisistema por naturaleza, los paridos del materialismo histórico. Caso contrario, caviar eres y caviar siempre serás.

Pie de página

“Ese era el lastre fatal de la izquierda. Como Mariátegui se había muerto demasiado pronto, los marxistas criollos se apropiaron de su figura, lo embalsamaron casi en vida y les hicieron suponer a los incautos que el autor de “Siete ensayos…” habría sido un disciplinado militante de la III Internacional. Yo no lo creo. […]

Al avalar los crímenes horrendos del socialismo real, la violencia de sus métodos, el carácter infernal de sus estados policíacos, la izquierda peruana fue calco y copia de aquel socialismo de gulag y Siberia que, al final, terminó siendo zarismo invertido y capitalismo de Estado. […]”

Anuncios
Comments
One Response to “La prensa con huevos de esturión”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] mundial, es decir, la guerra cochina que agarra uno o dos términos (por ejemplo, narco, terruco, o caviar) y los repitn y reproduce hasta el hartazgo con el fin de denigrar el debate político y dar pase […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: