Matrimonio homosexual: La Antigua Grecia en la Nueva Gomorra

El asunto del matrimonio homosexual cobró interés entre algunos columnistas debido a la promulgación de una ley que la permite en Argentina. Y como era de esperarse, algunos congresistas quisieron poner el tema en debate, fueron César Zumaeta y Carlos Bruce.

Que las personas con preferencias sexuales “distintas” a las de la mayoría tienen los mismos derechos que todos los demás es algo indiscutible, y que las parejas tengan derecho a casarse, pues claro ¿por qué se les habría de negar? Hasta ahí todos tranquilos. Pero el matrimonio es el primer paso –generalmente – para la formación de una familia, el núcleo de la sociedad, la primera escuela de una personita.

 

Aquí entra una de las principales dudas, las parejas de hombre-hombre o mujer-mujer querrán, tal y como es la naturaleza humana, formar una familia, tener hijos que cuidar y educar; cualquiera se preguntaría si acaso el niño o niña podría tener problemas para identificar el rol del papá y la mamá, tal como lo enseñan en la escuela, como lo ve en sus demás compañeros, roles naturales también; o en el peor de los casos podría sufrir las miradas “curiosas” de los demás: crecer con más complejos de los que ya nos obsequia una sociedad como ésta.

 

Es casi seguro que dos personas del mismo género podrían dar cariño y adecuados valores a un pequeño, ser padre es un instinto y un don. Pero esta sociedad, en la que para muchos el “maricón” es el punto de burla, y decir “cabro” es un insulto a la virilidad, qué tan fácil puede ser. Las minorías sexuales, cada vez más liberadas y seguras, se sienten listas para dar este paso, y hay casos. Pero un país como éste tan atrasado económica como culturalmente, casi involucionado, no parece estar listo para ello, o personalmente no lo creo.

 

“Matrimonio” homosexual en debate

El gran debate: matrimonio, paternidad y adopción

Anuncios
Comments
6 Responses to “Matrimonio homosexual: La Antigua Grecia en la Nueva Gomorra”
  1. Alfredo dice:

    CREO QUE TODOS TENEMOS LA CAPACIDAD DE AMAR Y SI PODEMOS DARLE EL CARINO Y LA ATENCION

  2. Desde el punto de vista catolico, el matrimonio de mismo genero es algo que no es natural, atenta la moral y dana a la sociedad en su mismo nucleo. Y si, estoy de acuerdo con eso. Pienso que la Iglesia nunca aceptara ese tipo de union. En lo contrario, el matrimonio civil, como ya se a visto, es permitido entre personas del mismo sexo. Y tendremos que ver la reaccion de las personas si alguna vez se da en el Peru.

    • el matrimonio como práctica religiosa jamás aceptará la unión homosexual. en el marco civil, se puede aceptar el matrimonio de convivientes, obviando los términos de sexualidad.

      pero de ahí a pensar a la homosexualidad como algo que atenta contra la moral y daña al núcleo de la sociedad, me parece un exceso. una sociedad se ve basada en la heterosexualidad de sus integrantes?

  3. Marco R. Colombier dice:

    hay que dejarnos de pensar que las uniones homosexuales corromperían algo “sagrado” como el matrimonio

    fíjense en los índices de divorcio, violencia familiar, madres y padres solter@s, etc

    • Marco R. Colombier dice:

      agrego, qué es “natural”? el matrimonio por sí mismo no es natural, o acaso en la naturaleza los animales se andan casando bajo una ceremonia…

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] Matrimonio homosexual: la antigua Grecia y la nueva Gomorra. […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: