Corrupción, el gran problema.

Falta un año para que el segundo gobierno de Alan García llegue a su fin (por fin) y hoy, más que nunca el gobierno necesita saber qué pensamos los peruanos sobre él. Qué apoyamos, que esperamos y que odiamos.

La última encuesta de El Comercio revela que  la aprobación al gobierno aprista subió el último mes a un 30% y por qué, pues por las carreteras, hospitales y colegios que estos últimos meses han promocionado como “El Perú gana el Mundial contra la Pobreza”.

Pero el gran tema es la Corrupción, sí señores, esa escalofriante manera (¿exclusiva de la política?) de aprovechar los recursos ajenos (públicos) para favorecer intereses privados o como dice la RAE: práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores.

Aquí si jala el gobierno aprista. El 46% de los encuestados considera que el control de la corrupción ha empeorado y de ello se desprende que el 26% piense que la situación en el Perú se ha agravado.

¿De dónde viene el problema? ¿Es error de unos cuantos o de todos?

Hace unos meses el de Instituto Opinión Pública de la PUCP presentó una encuesta que demuestra  que la corrupción está más arraigada de lo que quisiéramos. Casi el 80% de los encuestados considera que el congreso es muy corrupto, el 73% piensa lo mismo del Poder Judicial y el 71% del gobierno. Corruptela total. Pero ahí no termina la cosa. Lo más revelador es que un 70% de los encuestados piense los peruanos en general somos poco o nada honestos y el 75 % cree que la sociedad peruana es muy o algo corrupta.

La dualidad gobierno-ciudadanos nunca antes ha sido tan latente como ahora. Los errores de uno se ejemplifican en el otro. La corrupción del gobierno y toda su podredumbre se cimienta una sociedad que tolera y considera común frases como “sacarle la vuelta” a la ley, la “viveza criolla”, la cultura de la “coima” y la “aceitada”.

¿y a ti?

La frase “no importa que robe mientras haga obras” encierra todo el sustento del pensamiento del “vivo” del “achorado”. Hay que recordar que se necesitan de por lo menos dos personas para que prospere un delito: el corruptor y el corruptible. Dos caras de la misma moneda, dos entes que se deben desterrar del imaginario nacional.

Importa que robe, importa que mienta, importa que se aproveche de otros para ganar dinero, importa que sea jefe de estado, ministro, chofer, policía, ama de casa o alumno. Importa porque si dejara de hacerlo perderíamos eso que nos hace humanos: el conocimiento de lo bueno y lo malo. Perderíamos la oportunidad de cambiar la imagen externa e interna del Perú y de los peruanos.

Pie de página

Lo importancia de denunciar actos de corrupción

Hipotesis sobre la corrupción

Hipótesis sobre la corrupción 2

El chancro de la corrupción

Degregori: Corrupción actúa ahora con mayor descaro que en la era Fujimori-Montesinos

Anuncios
Comments
4 Responses to “Corrupción, el gran problema.”
  1. Maria Teresa dice:

    La doble moral que acompaña a la sociedad peruana es increible. Robar está mal, y punto. Ser corrupto o corromper, está mal. Somos Pepe El Vivo, desde Garcia hasta el ultimo campesino de la puna peruana. Si queremos ser un país grande, tenemos que cambiar. Para cambiar tenemos que dar ejemplo a los más pequeños.

  2. oh… educación… de ahí surgen las soluciones… y de ahí no vemos muchos intentos por salir adelante. hasta entonces, las “obras” serán las q determinen el progreso del Perú, consigna de la que tan religiosamente se apropian garcía, castañeda y similares.

    • Gladys Pereyra Colchado dice:

      acaso no pueden seguir haciendo obras y pensar en la cultura y la educación?. quién les dijo que tienen que ser polos opuestos?

  3. Gladys Pereyra Colchado dice:

    Sin duda, la educación es la base para formar una ciudadanía con valores y una moral arraigada,a demás para cambiar la imagen externa e interna del Perú y de los peruanos. No sirve de nada quejarnos diariamente de lo corruptos que son los congresistas o algunas empresas si nosotros mismos no dejamos de pensar que ser “criollo” o “vivo” es igual tomar la constitución y las leyes como puros cómics. el cambio empieza de adentro, de bien adentro…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: